ESAU Y JACOB
Historia del Nacimiento y vida de estos hermanos, enemigos y seguidores de Dios.
Abraham
ESCRITO ESTÁ EN ACCIÓN: ABRAHAM
Vida y obra del padre de la fe.
LIBRO ACERCA DE NOÉ, EL ARCA Y EL DILUVIO el Arca y el Diluvio ¿Mito, Ficción o Realidad? Presentamos un análisis de los hechos bíblicos y estudios científicos relacionados con esta era.
LA PEQUEÑA GRAN MUJER
La pequeña gran mujer admirable es que, a pesar de su situación, en las imágenes sólo podemos ver a una niña alegre y dispuesta a vivir.
GRUPO DE ORACIÓN
Publique su comentario para ORAR POR USTED o POR ALGUIEN CERCANO que necesite la ayuda de Dios o esté buscando su Salvación.
EL MAESTRO SILENCIOSO: LA ESCALERA EQUIVOCADA
El 11 de septiembre de 2001, un hombre toma la decisión de descender del edificio en llamas, mientras otros toman otros caminos.
PREDICACIONES EN BÁRBULA
Videos de los predicadores de la Asamblea de Bárbula (Naguanagua, Edo Carabobo), Luis Contreras y Bernardo Chirinos.
EL TABERNÁCULO DE REUNIÓN
El tabernáculo, fue el santuario móvil construido por los Israelitas en el desierto, durante el éxodo de Egipto, como lugar de adoración a Dios y en el que se resguardaban las Tablas de la Ley de Dios, la vara de Aarón y un pan de maná dentro del Arca de la Alianza, función que cumplió hasta que fue construido el Templo de Jerusalén por el rey Salomón. En esta serie de estudios se analiza la estructura y simbología del tabernáculo para el Cristiano.
OBRA Y OBREROS EN VENEZUELA
Comunicado con las labores de evangelización que se están realizando en el territorio venezolano.
. . . .
Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 Siguiente

jueves, 14 de abril de 2011

Crucigrama 10A. Lucas 10:1-24

Evangelio de Lucas 10:1-24
Varios Aspectos de Cristo Jesus y sus Discípulos


1 Después de esto, designó el Señor a otros 72, y los envió de dos en dos delante de sí, a todas las ciudades y sitios a donde él había de ir.
2 Y les dijo: «La mies es mucha, y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies.
3 Id; mirad que os envío como corderos en medio de lobos.
4 No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias. Y no saludéis a nadie en el camino.
5 En la casa en que entréis, decid primero: "Paz a esta casa."

6 Y si hubiere allí un hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él; si no, se volverá a vosotros.
7 Permaneced en la misma casa, comiendo y bebiendo lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No vayáis de casa en casa.
8 En la ciudad en que entréis y os reciban, comed lo que os pongan;
9 curad los enfermos que haya en ella, y decidles: "El Reino de Dios está cerca de vosotros."
10 En la ciudad en que entréis y no os reciban, salid a sus plazas y decid:

11 "Hasta el polvo de vuestra ciuadad que se nos ha pegado a los pies, os lo sacudimos. Pero sabed, con todo, que el Reino de Dios está cerca."
12 Os digo que en aquel Día habrá menos rigor para Sodoma que para aquella ciudad.
13 «¡Ay de ti, Corazin! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que se han hecho en vosotras, tiempo ha que, sentados con sayal y ceniza, se habrían convertido.
14 Por eso, en el Juicio habrá menos rigor para Tiro y Sidón que para vosotras.

15 Y tú, Cafarnaúm, = ¿hasta el cielo te vas a encumbrar? ¡Hasta el Hades te hundirás! =
16 «Quien a vosotros os escucha, a mí me escucha; y quien a vosotros os rechaza, a mí me rechaza; y quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado.»
17 Regresaron los 72 alegres, diciendo: «Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre.»
18 El les dijo: «Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.
19 Mirad, os he dado el poder de pisar sobre serpientes y escorpiones, y sobre todo poder del enemigo, y nada os podrá hacer daño;

20 pero no os alegréis de que los espíritus se os sometan; alegraos de que vuestros nombres estén escritos en los cielos.»
21 En aquel momento, se llenó de gozo Jesús en el Espíritu Santo, y dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito.
22 Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; y quién es el Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.»

23 Volviéndose a los discípulos, les dijo aparte: «¡Dichosos los ojos que ven lo que veis!
24 Porque os digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que vosotros veis, pero no lo vieron, y oír lo que vosotros oís, pero no lo oyeron.»


Crucigrama:




Para descargar el crucigrama en tamaño completo, hacer clic sobre la imagen.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More